beneficios de la nueva ley de distribución de seguros

Nueva Ley de Distribución de Seguros: Qué es y qué ventajas aporta al usuario

Este mes de febrero fue aprobada la nueva Ley de Distribución de Seguros. Esta Ley supone la trasposición de la Directiva de Distribución de Seguros y Reaseguros al ordenamiento jurídico español y viene a modificar las reglas del juego en la comercialización de productos aseguradores con el objetivo de garantizar el máximo nivel de protección a los clientes de seguros.

Es una Ley esperada por el sector. De hecho, llega con casi dos años de retraso, aunque los mediadores y agentes del sector llevan tiempo preparándose para que esta Ley no les pille desprevenidos. De hecho, la norma afecta a todas las compañías aseguradoras y sus empleados, a más de 72.000 agentes de seguros y más de 5.000 corredores de seguros supervisados tanto por la Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones como por las distintas comunidades autónomas.

Ha tardado, pero ya la tenemos aquí. Y con la normativa de Distribución de Seguros en vigor se abre un nuevo marco jurídico en el que los usuarios de seguros en España disponen de una protección similar a la del resto de países europeos.

 

Los clientes, los beneficiados de la nueva Ley de Distribución de Seguros

Los más beneficiados de la nueva Ley de Distribución de Seguros son los propios clientes de las aseguradoras, ya que el fin primordial de esta normativa es aumentar la protección y la seguridad jurídica de los asegurados, así como armonizar la figura del distribuidor de seguros en el mercado común europeo.

Es decir, se trata de hacer más transparente el mercado para todos y generar más confianza entre los usuarios. Para ello, se han implementado nuevos requisitos relacionados con la documentación y la información sobre los seguros y se insta a crear productos aseguradoras más adecuados y comprensibles para todos.

Además, el usuario también se beneficia de un marco normativo que establece unas condiciones de competencia equitativa para todos los operadores del sector. Por ejemplo, la nueva normativa incluye tanto a los comparadores de seguros como a las propias compañías que venden de forma directa sus seguros.

De esta forma, desde la entrada en vigor de la nueva ley, que deroga la anterior Ley de Mediación de Seguros, todos los canales de distribución tendrán los mismos requisitos legales.

De todo ello, el consumidor sale beneficiado, pero veamos qué ventajas concretas va a percibir un usuario que quiere contratar un seguro de coche o pedir presupuesto de seguro de hogar.

 

Ventajas para los usuarios de la normativa de Distribución de Seguros

 

Más información y transparencia sobre seguros

Con la nueva normativa, el mediador o agente de seguros está obligado a informar al asegurado de todos los gastos asociados a la póliza.

Además, en seguros con un componente financiero, como algunos seguros de ahorro, deben advertir al cliente de los riesgos que afectan a esos productos de inversión basados en seguros. Es más, deben dar al cliente una evaluación periódica de la idoneidad del producto de inversión en cuestión.

 

Más seguridad en la documentación

La nueva norma establece que todo el proceso de contratación y gestión de los seguros esté documentado. Para ello, la ley establece obligaciones de registro de información y documentación interna y externa.

Además, la trasposición de la Directiva de Distribución de Seguros fija el plazo de conservación de la información precontractual entregada al cliente en un mínimo de seis.

Todo esto es algo que seguramente no perciba el cliente a primera vista, pero que le da un plus de seguridad jurídica.

 

Más claridad en la venta de seguros

La Ley de Distribución de Seguros se introducen diferentes modalidades de venta:

 

Venta informada

Esta forma de vender seguros se produce cuando se ofrece al cliente información objetiva y coherente con lo que ha solicitado. En este caso, el mediador es un mero ejecutante de la voluntad del cliente que solicita un determinado producto asegurador.

 

Venta asesorada

Es cuando el intermediario debe dar su recomendación como profesional. En el caso del mediador, en la venta asesorada debe realizar un análisis objetivo de lo que él cree que son las ofertas más adecuadas para el cliente.

De esta forma, además de informar del producto que pide el cliente se le asesora y recomienda sobre qué productos se adaptan mejor a sus necesidades y sus circunstancias personales.

 

Venta en ejecución

Es un término importando del sector financiero. Por ejemplo, en el sector financiero se da una venta ejecutada cuando un cliente manda ejecutar una orden de compra de acciones o fondos.

 

Ventas cruzadas

La nueva Ley también regula las ventas cruzadas, una práctica que sirve para fidelizar al cliente de seguros ofreciendo a quien ya es cliente otros productos y servicios asociados.

 

Claridad en las comisiones

La nueva Ley establece la obligación de informar al cliente antes de la firma del contrato acerca de la remuneración percibida (honorarios, comisiones y cualquier tipo de remuneración) por parte de los intermediarios de seguros y las compañías aseguradoras de manera clara, precisa y gratuita.

Además, el distribuidor del seguro no podrá establecer ningún sistema de remuneraciones que incentive a ofrecer al cliente un determinado producto si se puede ofrecer un producto que se ajuste mejor a sus necesidades. El interés del cliente debe estar por encima de todo.

 

Más profesionalidad y formación

La nueva Directiva de Seguros incide en la formación de los profesionales del sector para ofrecer una mejor atención y servicios. Con profesionales más cualificados, los consumidores estarán siempre mejor asesorados.

 

Más sanciones

El régimen de infracciones se refuerza y se eleva notablemente la cuantía de las sanciones para dar una mayor cobertura a los consumidores de productos aseguradores. De esta manera, la nueva Ley de Distribución de Seguros quiere dar una protección extra con el fin de evitar malas prácticas entre las empresas del sector.

 

Compartir: 

Comentarios

Añadir comentario

“En esta empresa se realizan acciones cofinanciadas por la Unión Europea a través del FSE y la Iniciativa de Empleo Juvenil:

Pacto por la Recuperación Económica de Castilla-La Mancha 2015-2020

Cualificación e inserción de personas desempleadas en el mercado laboral.

OT8: Conseguir formación y empleo de calidad.

Objetivo: acceso a un primer empleo de calidad.”