Seguros para vehiculos comerciales

¿Cómo son los seguros para vehículos comerciales?

Muchos negocios de autónomos y pymes necesitan un coche de empresa o una furgoneta de reparto para desarrollar su actividad empresarial. Es importante asegurar los vehículos comerciales o de empresa, ya que un problema con ellos puede afectar al negocio. Por eso los seguros para vehículos comerciales son tan importantes para las empresas, ya que pueden responder con sus coberturas ante algún incidente inesperado.

En este post te contaremos cuáles son las principales características de las pólizas con las que empresarios y autónomos aseguran los coches, camiones o furgonetas de la empresa, así como las principales coberturas de estos seguros.

 

Los seguros para vehículos comerciales: características principales

A la hora de analizar estos seguros, es importante tener en cuenta que son pólizas que contratan profesionales autónomos y empresarios. Además, estos seguros no sólo cubren automóviles de empresa, sino que también se contratan para otros tipo de vehículos comerciales como furgonetas o camiones. Por ese motivo, las aseguradoras diseñan productos especializados, pensados para este tipo de cliente.

Una de las razones de esa especialización deriva del riesgo que supone asegurar una furgoneta de reparto o el coche de un comercial que recorre miles de kilómetros al mes para realizar su trabajo. De hecho, ese uso comercial de estos automóviles explica que las pólizas de los seguros de vehículos comerciales suelen ser más caras que la de los vehículos particulares.

Esto se debe a que con este tipo de vehículos pueden surgir muchas más eventualidades debido a que su uso es más frecuente y, por tanto, se considera un vehículo expuesto a muchos más riesgos.

 

Beneficios que incluyen las aseguradoras en algunos seguros de vehículos de empresa

Las aseguradoras que comercializan seguros de vehículos comerciales suelen incluir beneficios específicos para este tipo de clientes. Recordemos que son pólizas para empresas y pequeños negocios, y que por eso su comercialización puede tener aparejadas algunas ventajas comerciales y servicios, que complementan las coberturas contratadas. Por ejemplo:

  • Facilidades de pago
  • Seguro con asistencia integral
  • Vehículo de sustitución
  • Reparaciones aseguradas en talleres de la marca y con repuestos originales

El objetivo que buscan clientes y aseguradas es ofrecer seguros de vehículos comerciales capaces de ofrecer soluciones adaptadas al negocio, que permitan la continuidad de la labor profesional en caso de surgir algún imprevisto.

 

Coberturas en los seguros para vehículos comerciales

La cobertura que nunca va a faltar en los seguros de vehículos comerciales es la de Responsabilidad Civil Obligatoria. La ley obliga a tener asegurado el coche o la furgoneta de la empresa con el conocido como seguro obligatorio o seguro de circulación, aunque en el caso de los vehículos que usan autónomos y empresas no es extraño que se amplíe este seguro básico a terceros con otras coberturas.

Al margen del seguro de circulación, las aseguradoras ofrecen un amplio abanico de coberturas opcionales como:

  • Robo e incendio 
  • Responsabilidad Civil Voluntaria
  • Lunas
  • Asistencia
  • Seguro del Conductor
  • Defensa Jurídica

Estas coberturas suelen incluirse en los tres tipos de seguros que más se comercializan en el mercado, y que también están disponibles para asegurar vehículos comerciales:

 

Seguro a terceros para vehículos comerciales

Asegurar un vehículo de empresa con un seguro a terceros es la forma más barata de asegurar el coche o la furgoneta del negocio. Pero esta opción ofrece una cobertura básica, que apenas incluye la garantía de Responsabilidad Civil Obligatoria y poco más. 

Este seguro no cubre los daños personales ni materiales que el conductor o su coche sufran en el caso de que sea culpable del accidente. Aunque esta cobertura no cubre los daños del vehículo asegurado y el conductor, sí lo hace con el resto de ocupantes, que también son considerados como terceros.

Sin embargo, varias aseguradoras suelen complementar este seguro a terceros con la cobertura de reclamación y defensa jurídica, un seguro de accidentes del conductor, una asistencia en carretera limitada y algunos servicios básicos.

 

Seguro a terceros ampliados para vehículos de empresa

La póliza a terceros ampliada es una opción intermedia que permite asegurar un vehículo comercial con coberturas que pueden resultar necesarias, aunque no incluye la garantía de daños propios.

La ventaja de este tipo de seguros es que permite ampliar las coberturas del seguro, ofreciendo una flexibilidad que hace más fácil, adaptar la póliza a las necesidades del negocio.

Existen, además, una interesante oferta de coberturas y servicios que pueden ser muy útiles para los profesionales que se ponen al volante de estos vehículos, como las garantías por rotura de lunas, robo e incendio, y garantías opcionales como la cobertura por la retirada del carnet de conducir, entre otras.

 

El seguro a todo riesgo para vehículos comerciales

El seguro a todo riesgo es la póliza que ofrece la cobertura de daños propios, con la que se cubre los daños que sufra el vehículo en un siniestro, independientemente de su responsabilidad en el accidente. Además, esta póliza suele incluir garantías más amplias aunque algunas aseguradoras intentan rebajar su precio dejando como opcionales algunos servicios menos importantes.

Se trata de una póliza más cara, que puede resultar interesante para asegurar vehículos nuevos o seminuevos de la empresa. Sin embargo, para abaratar el precio de estas pólizas, las aseguradoras ofrecen la posibilidad de contratar el seguro a todo riesgo bajo la modalidad de franquicia.

El seguro a todo riesgo con franquicia incluye las mismas coberturas que sin ella, aunque el precio de la prima es más barato. La franquicia supone que, en caso de accidente, el asegurado comparte el riesgo del accidente con la aseguradora, de forma que se compromete a pagar una parte fija de los gastos por daños producidos a su coche. Esta cantidad o franquicia se establece en las condiciones del contrato y es importante saber cómo funciona su aplicación. 

 

Compartir: 

Comentarios

Añadir comentario