Seguros para bares y restaurantes

Seguros para bares y restaurantes: riesgos y coberturas

El sector de la hostelería es uno de los principales motores de la economía española, supone algo más del 7% del PIB y da empleo a más de un millón y medio de personas. Pero, a pesar de ser los comercios que más se aseguran en España, con más de 376.098 establecimientos cubiertos con alguna póliza, aún existen riesgos que pueden llevar al cierre a los bares y restaurantes que sufran un siniestro grave.

Los seguros para bares y restaurantes suelen ser pólizas multirriesgo que normalmente centran sus coberturas en la protección del local y de elementos asociados al negocio. Son seguros de comercio diseñados para cubrir la mayoría de los siniestros más frecuentes que sufren estos negocios, aunque se dan casos en los que no resultan suficientes.

Hay otro tipo de riesgos que también pueden hacer peligrar la supervivencia de la empresa y que son menos conocidos, como la protección frente a la pérdida de ingresos por paralización de la actividad. Esta es la razón por la que el 70% de los bares y restaurantes que sufren un siniestro grave desaparecen.

Una guía elaborada por Mapfre y la Federación de Cocineros y Reposteros de España (Facyre) se hace eco de los riesgos que afectan a los negocios de hostelería. Se trata de la ‘Guía para la protección de restaurantes, bares y cafeterías', donde se identifican las principales amenazas que acechan a este tipo de negocios y se exponen las soluciones que ofrecen los seguros para bares y restaurantes.

 

Principales riesgos que afectan a hoteles, bares y restaurantes

En el denominado sector HORECA, que integra a los hoteles, restaurantes y cafeterías, la siniestralidad leve es relativamente alta y con frecuencia se producen incidencias que generan partes al seguro. Además, los siniestros que afectan a estos negocios son diversos y están bastante repartidos.

Los daños por agua son el siniestro que más afecta a estos establecimientos, ya que representan una cuarta parte de las incidencias en hoteles, bares y restaurantes. Le siguen los robos y los siniestros por rotura de cristales, con un porcentaje del 20% cada uno. También son importantes los daños ocasionados por fenómenos atmosféricos, que representan el 10% de las llamadas al seguro.

Sin embargo, hay siniestros que tienen una frecuencia menor aunque sus consecuencias pueden ser desastrosas para cualquier negocio, como ocurre en el caso de los incendios.

Asimismo, es importante tener en cuenta que las aseguradoras no indemnizan los siniestros en los que el daño se produce como consecuencia de acciones negligentes en el mantenimiento o por el simple deterioro del inmueble. El cuidado para la prevención de los riesgos debe estar presente en el día a día de cualquier empresa de hostelería.

 

Principales coberturas de los seguros de bares y restaurantes

Contar con un seguro de comercio adecuado es un buen primer paso para prevenir los riesgos que pueden afectar a este tipo de negocios. La guía de Mapfre aporta algunas soluciones aseguradoras para los riesgos más habituales en bares y restaurantes.

 

La protección ante los daños por agua en el local

Los daños causados por el agua representan un 26% de los siniestros que afectan al sector de la hostelería. El agua puede dañar la pintura del local, afectar a la maquinaria y estropear los productos almacenados en el establecimiento. Eso, sin contar con las consecuencias que puede tener una fuga, que en algunos casos puede ser motivo de cierre del local.

Los seguros de comercio, sobre todo aquellos que están especialmente diseñados para este tipo de negocios, ofrecen coberturas frente a estos siniestros que van desde la cobertura de la reparación por profesionales de la fontanería, hasta la cobertura de los daños estéticos provocados en las estancias del local.

 

La cobertura de rotura de cristales en los seguros para bares y restaurantes

La rotura de cristales es uno de los siniestros que más sufren en los restaurantes, bares y cafeterías. Es una incidencia engorrosa para el empresario, porque aparte de lo que supone la rotura de un cristal, este siniestro suele dejar completamente desprotegido el local y expuesto a la intemperie. Además, los cristales rotos a la calle suponen serio un peligro para los viandantes.

En las pólizas especializadas en negocios del sector HORECA, y en los seguros de comercio en general, la cobertura de rotura de cristales puede ser muy amplia. Estas pólizas, además de cubrir los daños que afecten a los cristales de ventanas, puertas y escaparates, pueden incluir en sus garantías la cobertura de diversos elementos importantes del negocio hostelero.

De esta forma, en esta cobertura se pueden incluir la rotura de:

• Vitrocerámicas y cristales de los hornos.

• Espejos.

• Cristales rotulados con vinilos y diseños artísticos.

• Vitrinas expositoras de alimentos.

• Sanitarios.

 

Los seguros ante el riesgo de robos en bares y restaurantes

Los robos constituyen uno de los problemas que más preocupa a los hosteleros, sobre todo cuando el establecimiento cuenta con máquinas de juego y las máquinas expendedoras, que atraen a los ladrones que buscan complementar el botín de la caja registradora.

En general, los seguros para bares y restaurantes ofrecen una cobertura amplia ante el riesgo de robos, aunque muchos empresarios se conforman con la protección básica de estas pólizas. Siempre es recomendable contratar la cobertura de robo ampliada, para que el seguro cubra situaciones como el robo de efectivo o, incluso, el atraco al establecimiento.

 

Cómo actúa el seguro de comercio ante un incendio

Los incendios en bares y restaurantes son siniestros poco frecuentes pero potencialmente desastrosos. Muchos establecimientos hosteleros no han sobrevivido a los daños causados por el fuego en el negocio.

La principal razón es que cuando se produce un incendio, no solo se quema el local y lo que haya dentro. Se paraliza completamente el negocio, se pierden los ingresos que genera su actividad y, además, es posible que cause daños a los vecinos de los que deberá responder el empresario.

En este sentido, es importante contar con una adecuada cobertura de incendios en el seguro de comercio, que cubra los efectos del fuego generado por:

• Sobretensiones en la red eléctrica.

• Aceites y grasas sobrecalentados.

• Incendios de origen externo, por ejemplo de un vecino.

• Por trabajos de arreglos y reformas, por ejemplo al originar chispas en el corte de metales.

 

El seguro de Responsabilidad Civil en empresas de hostelería

Los negocios de hostelería, como ocurre con cualquier empresa, deben protegerse frente a las obligaciones derivadas de reclamaciones por daños ocasionados a terceros en el desarrollo de su actividad profesional.

Los seguros de Responsabilidad Civil asumen esta cobertura, con la que se indemniza al asegurado de los daños patrimoniales a consecuencia de la reclamación de terceros. En restaurantes, bares y cafeterías su cobertura puede alcanzar:

• A los camareros, cocineros, ayudantes, etc. que trabajan en el establecimiento

• A los familiares que trabajen en el negocio, aunque no tengan contrato laboral

• A las personas que trabajan en prácticas, aunque no haya relación laboral formal, ante las reclamaciones que se produzcan, como por ejemplo quemaduras, cortes o fracturas por un resbalón.

• A los clientes.

 

La cobertura de RC en estos negocios puede responder ante reclamaciones de los clientes, tales como:

• Intoxicaciones o envenenamientos causados por los alimentos o bebidas servidas en el establecimiento.

• Caídas y daños que se produzcan en las instalaciones.

• Deterioro de sus pertenencias por manchas y salpicaduras durante el servicio.

• Y muchas otras circunstancias.

 

Compartir: 

Comentarios

Añadir comentario