seguro de mercancias, tipos y coberturas

El seguro de mercancías: tipos de coberturas y su funcionamiento

El seguro de mercancías es fundamental en las empresas de transporte por carretera. La protección de la carga es básica para mantener la confianza de los clientes, aunque la contratación de estas coberturas también sirve para cubrir la responsabilidad de los transportistas ante cualquier imprevisto que afecte a la mercancía.

Esta póliza no es un seguro obligatorio, pero la ley establece una responsabilidad del transportista respecto de la carga que transporta, que conviene cubrir con estas garantías. De hecho, la empresa de transporte es responsable de la mercancía desde el momento en que la carga se deposita en su camión hasta que se produce la entrega en el destino que figura en el contrato del transporte.

 

¿Qué cubre el seguro de mercancías?

El seguro de la mercancía responde ante los daños que sufra la carga transportada en el camión durante su traslado y descarga. Además, estas pólizas pueden incluir la cobertura de responsabilidad civil por los desperfectos que la mercancía pueda ocasionar a terceros durante el trayecto.

La cobertura del seguro empieza en el momento en que la mercancía se entrega al transportista, ya sea una empresa de transportes o un camionero profesional que desarrolla esta actividad como autónomo.

El lugar donde se recepciona la carga marca el inicio de la garantía, que cubrirá la mercancía durante el trayecto en camión, hasta que se ponga a disposición del consignatario de la carga, en el marco de las condiciones estipuladas en el contrato del seguro.

El coste del seguro de las mercancías depende del valor de la carga y los riesgos que entraña su traslado. Está claro que no requiere la misma protección un cargamento de áridos, que el transporte de mercancías frágiles y de gran valor, o las mercancías peligrosas.

 

Tipos de seguros de mercancías

Al hablar de tipos de seguros para mercancías, nos vamos a centrar en las pólizas que puede contratar un transportista para asegurar la carga de sus clientes. En este sentido, podemos distinguir dos grandes tipos de garantías:

 

Seguros de Responsabilidad Civil de la Carga

Son seguros que cubren la responsabilidad del transportista respecto de las mercancías que transporta. Dependiendo de que el transporte sea nacional o internacional, estos seguros de mercancías serán:

 

LOTT / LCTTM para el transporte nacional

Cubre la responsabilidad exigible al transportista en un transporte nacional. La indemnización por la responsabilidad de la mercancía está establecida por ley y se calcula en base al Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples, el IPREM diario, cuyo valor se publica con los Presupuestos Generales del Estado. Actualmente, es de cerca de 6 euros por cada kilo de mercancía dañada o perdida.

El seguro cubrirá esta indemnización, si la pérdida es responsabilidad del transportista, pero si la mercancía se pierde por causas de fuerza mayor o por robo con violencia, el conductor del camión no será responsable y este seguro no cubrirá los daños.

 

Seguro CMR para el transporte internacional

El seguro CMR funciona de forma similar al anterior, aunque en este caso la indemnización por la pérdida de la carga se calcula sobre las condiciones de un convenio internacional que toma como medida el Derecho Especial de Giro (DEC), una unidad de cuenta gestionada por el FMI y que es común a los países donde funciona esta cobertura.

Este convenio establece la indemnización en 8,33 DEC. Al cambio, la indemnización en euros es de unos 10 euros por cada kilo de mercancía perdida.

 

Seguro de daños a la mercancía

La garantía de esta póliza no depende de la responsabilidad del conductor del camión, sino de las circunstancias que concurran en la pérdida o daños de la mercancía durante el transporte.  

En este caso, el valor asegurado no viene dado por la ley, sino de la declaración del propio transportista al contratar el seguro. Por otro lado, la cobertura no distingue si se trata de un  transporte es nacional o internacional, aunque sí que influye en que el precio de la póliza sea más o menos caro.

 

Los seguros para mercancías, según sus coberturas

Según el grado de protección que ofrecen las garantías de los seguros de mercancías, se pueden distinguir tres tipos de pólizas.

 

Seguro de cobertura básica

Este seguro cubre los daños que sufra la mercancía en caso de incendio, rayo o explosión y robo, además de las consecuencias que pueda tener sobre la carga un accidente del camión de transporte (caída a desniveles, colisión con otro objeto fijo o móvil, vuelco y semivuelco, rotura de puentes, etc.).

Se trata de una protección básica para la mercancía y es la más indicada para aquellos transportes con mercancías de poco valor.

 

Seguro con coberturas ampliadas

Este tipo de seguro amplía las coberturas de la póliza de la carga y puede cubrir otros riesgos como mojaduras, roturas, choque entre las mercancías, mala estiba, robo, hurto, extravío, rotura del equipo de frio si procede y otros riesgos que se pueden ir añadiendo a la póliza.

 

Seguro todo riesgo con cláusulas Inglesas (ICC ”A”)

Este tipo de pólizas incluyen las cláusulas “Institute Cargo Clauses” (ICC) del Instituto de Aseguradores de Londres, difundidas internacionalmente. Concretamente, las pólizas ICC “A”. cubren todo riesgo de pérdida o daño de la mercancía, salvo algunas exclusiones como el
dolo del asegurado, pérdidas de peso o volumen normales, desgaste, embalaje y acondicionamiento inadecuados, vicio propio, demoras, insolvencias, radioactividad, guerra y huelgas, aunque éstos dos últimos riesgos pueden cubrirse con una póliza aparte.

 

Quién contrata los Seguros de Mercancías

Aunque hemos hablado de los seguros de mercancías que contratan los transportistas y agencias de transporte, estas pólizas pueden contratarse por diferentes interesados en el transporte de esa carga. Básicamente, son tres las personas que aseguran una mercancía en su traslado

 

El dueño del camión que transporta la mercancía

Como ya hemos visto, el transportista o la empresa de transportes puede asegurar la mercancía para cubrir su responsabilidad y los daños que puedan afectar a la carga durante el traslado.

 

El dueño de la mercancía

El propietario de la mercancía puede ser el tomador de un seguro que cubra su transporte. En estos casos, las coberturas pueden ampliarse. Además, el precio de esta póliza suele ser más barato, ya que la aseguradora tiene la posibilidad de reclamar contra el transportista responsable del traslado de la mercancía.

 

Un tercero interesado en garantizar el transporte de la mercancía

En determinados transportes, hay empresas intermediarias que necesitan contratar pólizas que aseguran la mercancía, para responder ante sus clientes de lo que pueda suceder en su traslado.

Quien recibe la mercancía también puede contratar un seguro que cubra su transporte, con el fin de garantizar la recepción de la carga en las mejores condiciones.

Compartir: 

Comentarios

Añadir comentario